SERVICIOS

Sustitución de líquido de frenos.

Como norma general, se recomienda cambiar el líquido de frenos cada dos años, aunque en lugares en los que la humedad es elevada, debe hacerse anualmente. Si se detecta que el fluido está sucio o si la temperatura de ebullición a la que trabaja es inferior a lo aconsejable (en condiciones normales lo hace a más 165ºC), debe ser reemplazado por uno nuevo de calidad equivalente. En Neumáticos Pozo encontrarás a los profesionales necesarios para revisar su estado y poner a punto tu sistema de frenos.